Porqué los pasos pequeños son la clave para alcanzar las metas

0
5

Nuestras metas, a veces, se pueden ver inalcanzables. Hay mucho que hacer, no sabemos dónde empezar -todo esto puede paralizarnos y no permitirnos reaccionar en absoluto. Muchas veces, sentimos que necesitamos entrar con un 110% y cambiar todo en nuestra vida para alcanzar nuestras metas. Esto puede alejarnos de siquiera intentarlo.

La clave es darte cuenta de que las metas están en las pequeñas victorias – es lo que haces con esos 10-20 minutos extras que otros no. Cambiar, drásticamente, tu estilo de vida no siempre es necesario para alcanzar tus metas. Ser consistente con los pequeños detalles es donde se da el verdadero progreso.

En lugar de iniciar otro capítulo en Netflix o jugar un videojuego por una hora extra, toma tu laptop, entra a LinkedIn y tómate 30 minutos para investigar a personas relevantes que admires en tu industria y con los que te gustaría relacionarte. Al siguiente día, tómate 30 minutos para contactarlos y pedirles una llamada. Después, tómate 5 minutos para darles seguimiento y agradecerles. Eso es progreso.

Las pequeñas cosas parecen tan triviales que pensamos que podemos dejarlas para después. Las personas suelen pensar “ohh eso tomará 5 minutos, lo haré mañana”. Y todo sabemos cómo acaba eso – podemos estar diciendo eso por semanas. Si asignamos 30 minutos de nuestro tiempo donde podamos terminar con los pequeños detalles, podemos progresar mucho más que intentando encontrar un día completo en el que hagamos todo.

Hemos hablado de las rutinas antes – las rutinas están hechas de consistencia. Las cosas que hacemos una y otra y otra vez son las cosas en las que mejoramos, las cosas que dominamos. Así que, ¿por qué no hacemos consistente el trabajar en nuestras metas? Empieza con desglosar tus metas en cosas pequeñas. Por ejemplo, si quieres conseguir un trabajo en tecnología deportiva, necesitas investigar sobre los grandes actores en la industria, platicar con personas que ya trabajen en esa área y empezar a trabajar tus habilidades.

Si estás intentando hacer todo de una sola vez, necesitarás muchos días de tiempo libre y disponible para dedicar a tu tarea. En vez de eso, desglosa esas tres tareas principales en pequeños pendientes. Cada día, tómate 30 minutos para para investigar a los grandes jugadores y leer noticias de tecnología deportiva. Cada día, tómate 15 minutos para hacer conexiones intencionales con personas que trabajan en tecnología deportiva. Y cada semana, toma una clase en línea o únete a un webinar de 1 hora para pulir tus habilidades. Eso es progreso.

Tenemos que tener en mente que alcanzar nuestras metas requiere disciplina, consistencia y concentración. Pero eso no significa que tengamos que estar trabajando en eso, activamente, 24/7. ¡Tenemos que ser realistas con el tiempo que dedicamos a nuestras metas o nunca empezaremos a trabajar en ellas!

Así que, la próxima vez que te sientas abrumado por una meta o sientas que es imposible de alcanzar, tómate una pausa. Analiza el tiempo disponible que tienes en tu horario para trabajar tu meta. Desglósalo en los pasos necesarios que puedas ir completando en un día o una semana. Los pequeños pasos se vuelven hábitos de éxito que necesitamos para mantenernos concentrados.

Artículo anteriorLista de Prohibiciones 2023
Artículo siguiente¿EXISTE UNA RELACIÓN ENTRE LA SALUD MENTAL Y OBESIDAD EN NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí